sábado, 26 de enero de 2019

Hermano


Hermano,
piensa en tu madre como en un espejo.
Le resulta difícil cuidar de ella misma
pero sabe estar sola
aguantando las molestias de la enfermedad
y el peso de sus años.
Como si fuese una niña
exhala suspiros pensando
en lo que todavía le pueda quedar.
Inevitablemente
tú también tendrás 83 años o más
y sentirás el apagamiento de tu vida.

Hermano,
piensa en tu madre como en un espejo.
Mira sus días sucediéndose de forma uniforme.
Tal vez llegues a entender su significado.

2 comentarios:

  1. Me encanta este poema! Gracias por tu luz.

    ResponderEliminar
  2. Querido Ernesto, no solo te aprecio mucho a ti, sino también tus comentarios. Un abrazo grande!

    ResponderEliminar