martes, 7 de enero de 2014

París sin ti


Paseo por París sin ti,
deseando que estuvieras aquí,
deseando sentir el calor de tu mano.
Deambulo por las calles de París
y tantos parques,
tanta arquitectura,
tanto arte,
tanta belleza
me ahoga sin ti.
París está de fiesta,
llena de dicha y alborozo,
desbordante de luz
y voluptuosidad.
Pero yo sueño contigo
y no puedo dejar de pensar en ti.
No puedo y no quiero.

Contemplo la felicidad ajena,
a los enamorados que se besan
ajenos a mis miradas clandestinas,
ahítos de amor,
y yo también quisiera
mirarte como se miran ellos
y besarte como ellos se besan.
¡Cómo nos hubiésemos querido en París!

Deambulo como un perro sin dueño
buscando algún sentido
a haber venido solo
a esta ciudad hermosa
donde habita el amor,
y no lo encuentro.

Me entrego al extravío,
a la nostalgia y al dolor
mientras paseo por París sin ti.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada