sábado, 19 de noviembre de 2016

Transformación


El bebé se ha transformado.
Ya no solo observa
con la mirada fija
los misterios de la vida cotidiana.
Se ha hecho tan grande
que necesita jugar
y reírse a carcajadas,
parlotea sin saber lo que dice
y mueve las piernas
como si estuviera preparándose para andar.
Calcula la distancia
cada vez mejor
y agarra firmemente con las manos
lo que le interesa.

El bebé se ha transformado.
Como tiene que ser.
Y me hace tan feliz
verlo crecer
y descifrar los enigmas de la vida.

jueves, 10 de noviembre de 2016

Paseo por el bosque de castaños


Hemos salido a pasear
por el bosque de castaños.
Es otoño y hace un poco de frío.
Aprieto el cuerpo tierno del bebé
envuelto en su abrigo
contra mi pecho.
El bebé arquea la espalda
y mira hacia arriba.
Está deslumbrado por los árboles
que ascienden verticales.
Desde arriba,
con suave deslizamiento,
caen algunas hojas
como si fuesen palabras,
como si los árboles
nos quisiesen decir algo.
Las hojas se amontonan en la tierra.
Nosotros las pisamos
y suenan cantarinas.
Mientras paseamos por el sendero
del bosque de castaños
el bebé se duerme.

domingo, 6 de noviembre de 2016

Baño


Cuando el bebé y yo
nos bañamos juntos
permanecemos largo rato
metidos en el agua.
Apoyo su espalda y su cabeza
entre mis piernas
y sus ojos brillan
cuando el agua caliente le envuelve.
Desnudos,
permanecemos bajo el agua
hasta que la piel de nuestros dedos
se arruga.
Entre nosotros hay confianza
para estar así únicamente
metidos en el agua
desbordante de dulzura,
cara a cara,
padre e hijo,
mientras se humedece nuestra felicidad.

sábado, 8 de octubre de 2016

Presencia


Presencia,
protégeme de la dispersión,
déjame descansar en ti,
desciende tu mano sobre mi cabeza.
Me gustaría vivir sosegadamente
arrancarme el afán
de asombro y emoción,
las ganas de fisgar en todas las posibilidades,
dejar de estar ocupado
todo el tiempo,
dejar de distraerme
con todo lo que ha pasado
y va a pasar.

Presencia,
quédate conmigo,
calma mi inquietud.
Concédeme el don
de vivir la vida
sin esperar nada,
de descansar de todo,
de ser completamente libre.

miércoles, 5 de octubre de 2016

Hace tanto calor


Hace tanto calor
que el día está desnudo
como si todavía fuesen vacaciones de verano.
No sé cuánto va a durar este calor
pero seguro que después
lo echamos en falta.
Ya llegará el otoño,
no te preocupes.
Ahora tenemos el mejor tiempo
para pasear por la ciudad
salir a las terrazas
y sobrevivir a un golpe de calor.
Mirad que hermosamente
me deshago bajo el sol.

martes, 4 de octubre de 2016

Estoy buscando a mis hermanos y hermanas


Estoy buscando a mis hermanos y hermanas.
Tengo ganas de que nos cojamos todos de la mano
y formemos un círculo de confianza
donde podamos abrir nuestros corazones
y hablar de las cosas que nos hacen felices
y las cosas que nos hacen infelices.

Estoy buscando a mis hermanos y hermanas.
No sé quiénes son.
Sólo sé que son soñadores
y que buscan respuestas dentro de ellos mismos.
Me imagino que son gente grande
que pueden reinventar el mundo,
unirse para transformarlo,
gente libre de odio
que habla un idioma amoroso.

Hermanos y hermanas,
puedo sentiros cerca.
Estoy aquí. Soy yo.
Necesito ser abrazado por vosotros
y ver de lo que somos capaces.

lunes, 3 de octubre de 2016

He conocido la impaciencia


He conocido la impaciencia.
La he visto venir volando
deslizándose a toda velocidad
por el cielo sin nubes.
Me he tenido que apartar
para que no me atropelle.
Pensé que reduciría la velocidad
en el último momento.
Pero no,
ha pasado como una ráfaga de ametralladora
y ni se ha detenido.
Casi me lleva por delante.

Yo me he puesto nervioso
y he estallado en un arrebato de ira.
Me he puesto como un animal salvaje
sin que yo mismo sepa
cómo ha ocurrido semejante transformación.
No me lo explico.
No sabía que la impaciencia
podía ser algo tan perturbador.
Menos mal que ha durado poco.

La impaciencia ha desaparecido
y yo ahora tengo que disculparme
por su culpa.
Espero que se pierda
en el maldito infierno
y que no vuelva.

domingo, 2 de octubre de 2016

Felicidad


Voy andando por la vida
sin esperar nada
y vuelvo a encontrarme con la felicidad.
La miro con inquietud
porque yo ya no soy el mismo.
Ella viene con la misma intensidad,
me coge de la mano
y quiere obligarme a reír
y a bailar.
Es bastante tentadora
pero no me dejo seducir.
Me resisto a que la felicidad
haga de nuevo conmigo
lo que le dé la gana.
A estas alturas
yo necesito un poco más de sensatez,
un poco más de calma.
Prefiero vivir
sin tanta exaltación.
No necesito celebrar fiestas a diario
ni necesito que la vida
me traiga siempre lo que quiero.

Pero la felicidad
no quiere dejarme en paz.
Me mira fijamente a los ojos
y se ríe
porque sabe bien
que no puedo librarme de ella:
a simple vista se ve
que soy un hombre feliz.

sábado, 1 de octubre de 2016

Quiero que sepas


Quiero que sepas
que vamos a hacer juntos
la primera parte del camino,
que yo te daré la mano
y que iremos a tu ritmo.

Quiero que sepas
que yo te acompaño
que cuentas con mi apoyo
que puedes tomar de mí
lo que necesites para tu subsistencia,
pero que solo tú
puedes decidir
a dónde vas a ir a parar.

Quiero que sepas
que no soy perfecto,
no lo somos ninguno
y no vale la pena compararse conmigo
ni con nadie.
Tienes derecho a ser diferente,
a pensar diferente,
a sentir diferente.
En tu interior
corre un río de agua fresca
que te empujará
a hacer algo nuevo.
Ve siempre adelante
hacia tus propios sueños
y paga la tasa de la libertad.

Quiero que sepas
que el tiempo pasa deprisa,
que la vida apremia.
Ahora no lo puedes entender
pero todos tenemos el mismo destino.
Aunque yo haya pasado a otra dimensión
quiero que sepas
que estaré muy cerca
acompañándote siempre por la vida
con todo mi amor.

viernes, 30 de septiembre de 2016

Los poetas escriben


Los poetas escriben
un cierto número de poemas
a lo largo de su vida.
Algunos nacen con miles
y se vuelcan en un vértigo creador
día y noche.
Otros, a duras penas escriben un puñado.
Llegado el momento
aparece su primer poema.
No es fácil.
Incluso puede ser doloroso.
Puede que aparezca
una incomprensible y desconocida melancolía.
Es una época de nuevas sensaciones.
Todo se vuelve más complicado.

En general, hay ciertos hitos
que señalan los cambios
que la creación va a producir.
Pronto el poeta sentirá la poesía
por todo su cuerpo,
especialmente en sus días fértiles
cuando la poesía
está lista para ser engendrada.
Durante el proceso creador
es posible que su temperatura corporal aumente,
incluso puede que el poeta
se levante del suelo peligrosamente
observando el mundo que le rodea
como si estuviera en un sueño.

De esta manera continuará creciendo
y ensanchando su obra
con la que cabe esperar
que no se sienta del todo a gusto,
sobre todo si se compara con otros poetas.
Lo normal, sin embargo,
es que este malestar
un día desaparezca
y finalmente el poeta disfrute
el resto de su vida
del emocionante camino de la creación.

domingo, 25 de septiembre de 2016

Todos somos extraños


Yo pensaba que era raro,
diferente,
pero todos somos extraños.
Yo me siento extraño
cuando tengo ganas
de hacer lo que me de la gana
y no puedo.
Tengo que aguantar la reunión
sin marcharme.
Mi cuerpo está en la silla
pero mi pensamiento
está flotando ingrávido
entre los que me rodean,
cada uno en su sitio,
escuchando en silencio.

Vistos desde arriba
todos parecen tipos normales
que tienen que aguantar allí
pegados a su asiento,
mientras la reunión se alarga
y su vida se acorta.
Intento captar lo que les pasa
por la cabeza,
lo que sienten en su interior
porque algo no encaja,
hay algo que chirría,
como si no fueran seres humanos.

Pero luego, los noto inquietos
y descubro
cómo su pensamiento fluye
asciende desde su cuerpo
revolotea
va y viene una y otra vez
o sigue su vuelo y desaparece.

Al menos, no soy solamente yo.
Todos somos extraños.

sábado, 24 de septiembre de 2016

Agradecimiento


Me acuesto cansado,
agotado.
Ha sido un día bueno en general.
Duermo bien por las noches,
tengo un sueño profundo,
reparador.

Antes de dormir
pienso en mi vida.
Busco algo que no me guste,
algún defecto,
y no lo encuentro.
No hay tristeza,
no hay dolor.

Reconozco
que no todo es perfecto.
Hay antiguos sufrimientos,
hay un cierto número de historias difíciles
que puedo sacar a relucir,
un puñado de recuerdos asesinos
que se han quedado ahí dentro.
¿Pero quién sería yo
sin mis heridas,
sin mis historias de lágrimas?
Lo importante es haber sobrevivido.

Es tarde,
estoy felizmente cansado
y siento agradecimiento por la vida
mientras me estoy quedando dormido.

martes, 20 de septiembre de 2016

La estrella polar


Ahora vamos a apagar la luz.
Es de noche
y se pueden ver las estrellas
que han nacido en el cielo.
Vamos a buscar la estrella polar.
Debe de estar por ahí,
en algún sitio,
brillando entre sus hermanas.

Mírala allí,
saludando desde el cielo.
Mira lo lejos que está
y cómo viene su luz
andando por los caminos del firmamento.
¡Qué suerte tienes!
¡Qué ilusión!
La estrella polar viene a jugar contigo.
No vayas a perderte en la oscuridad.
Cógete fuerte de su mano
que estás a punto de entrar
en el universo de los sueños infantiles.

lunes, 19 de septiembre de 2016

Yo soy el suelo en que se apoya tu sueño


Yo soy el suelo en que se apoya tu sueño,
tú eres la fiesta de mi corazón.

Yo soy las raíces en el pecho de la tierra,
tú eres las nubes por encima de mi cabeza.

Yo soy la casa delante de un mar de trigo,
tú eres el queso tierno de la felicidad.

Eso es lo que yo soy para tí
y lo que tú, en esencia, eres para mí.

domingo, 18 de septiembre de 2016

El bebé ama


El bebé ama
las hojas de los árboles,
el movimiento que produce en ellas el viento,
sus temblores y sus sombras.
El bebé contempla atentamente
las hojas de los árboles
sin cansarse
ni intentar alcanzarlas con la mano.
Únicamente le llaman la atención
sus formas y también sus colores
y la belleza que surge
cuando el viento las ondea.
El árbol contra el cielo azul
es imponente para el pequeño bebé.
Tumbado de espaldas
junto a su tronco
sonríe plácidamente
como cuando se siente satisfecho
y bastante feliz.

sábado, 17 de septiembre de 2016

Lentas preposiciones


Sentado en
recordando a
escribo con
lentas preposiciones.
Cada una de ellas
se para durante un tiempo imprevisible,
puede ser un instante
o toda una vida.
Con cada una de ellas
asumes el riesgo
de la catástrofe,
del choque frontal
con otras palabras
que pasan a toda velocidad
en el arriesgado tráfico
de la creación.

Las lentas preposiciones
detienen el ritmo
y el tiempo se demora,
se va haciendo largo,
eterno,
hasta que duele.

Si estás escribiendo un poema
las lentas preposiciones
no ayudan.
Y sin embargo, están por todas partes,
por dentro y por fuera
te encuentras con
estás rodeado de
envuelto en
hasta
para
por…

¡Malditas lentas preposiciones!
Yo no quiero usarlas más.

viernes, 16 de septiembre de 2016

Talento


El bebé tiene talento
para llorar como si le fuera la vida en ello.
Puede permanecer solo
una cierta cantidad de minutos.
Después reclama la presencia de su madre
con un llanto que atraviesa las paredes
y que puede oírse
a una considerable distancia.
Cuando siente los mimos maternos
el llanto del bebé
desaparece con la misma inexorabilidad
con la que aparece.
Es todo un mérito
el cambio de humor instantáneo
de la pesadumbre a la felicidad.
Yo lo he intentado,
pero no tengo el talento del bebé.

jueves, 15 de septiembre de 2016

Genes


Se ve que los genes
han decidido que el bebé
se parezca a su mamá.
Se ve que se han colocado
con mucho cuidado
y el bebé ha adquirido
la viva imagen de su madre.
Yo he tratado de negociar con ellos
para que el bebé
se pareciera también un poco a mí
pero por más que le examino
no me queda más remedio
que reconocer que es clavado a su mamá.
Se ve que los genes
están de su lado.
Seguramente es por eso
que el bebé me parece tan hermoso.

martes, 13 de septiembre de 2016

El poema se rebela


Estoy aquí concentrado
queriendo escribir este poema,
sabiendo muy bien lo que quiero decir
y de pronto, el poema se rebela.
El poema tiene derecho
a defender sus propios intereses,
así que lo mejor será
dejarlo ser él mismo,
sin miedo a que ninguna de sus imágenes
sea mía.
Tampoco voy a avergonzarme
de no saber lo que el poema va a decir.
Estoy dispuesto a tener tolerancia.
Y siempre puedo decir
que el poema no es mío,
que ha crecido solo, como las setas,
o que pasaba por allí casualmente
y ha aparecido de la nada.
Como yo siempre tengo a mano lápiz y papel
le hecho el favor de escribirlo.

Así que no pienso luchar con el poema.
voy a dejar que ande por sí mismo,
con su propia escritura poética.
Lo único que tengo que hacer
es seguirlo discretamente a cierta distancia
para ver hacia dónde se encamina
y cuando termine,
acercarme tranquilamente
a recoger los frutos de la creación.

lunes, 12 de septiembre de 2016

En cada ser humano hay un enigma


En cada ser humano hay un enigma
a medias presentido
que espera hacerse consciente.
Con la experiencia de la niñez
construimos una máscara,
desplegamos una identidad
siguiendo guiones familiares
trasmitidos por constelaciones generacionales.
Acomodándonos a la sociedad
actuamos automáticamente,
a la defensiva ante la moral o el castigo.
Intercambiamos nuestra confusión con los demás
esperando encontrar la felicidad
en la unión amorosa, o lo que es peor,
lanzamos desenfrenadamente nuestro cuerpo al sexo
como organismos biológicos
y esperamos llenar el vacío
olvidándonos de lo esencial:
quiénes somos,
dónde nos buscamos a nosotros mismos,
dónde está la puerta de la consciencia.

domingo, 11 de septiembre de 2016

Cosas sencillas


Es hora de aprender
cosas sencillas
como abrir bien los ojos
y estar atento a todo lo que ocurre,
tocar lo que esté al alcance de la mano
y no darte por vencido
si está fuera del alcance,
reconocer tu cuerpo
incluido tu sexo,
tienes derecho a tocarlo
si te gusta,
emitir sonidos
antes de empezar a hablar,
probar a sostenerte en pie.
Pero todavía no.
Todavía pasará un tiempo
antes de que te atrevas
a dar un paso confiado.

Por ahora, levanta la cabeza,
aplícate a chupar,
practica la sonrisa
y siente el corazón
rebosante de amor.
Ya irás madurando
y verás todo lo que puedes hacer:
jugar, correr, nadar,
besar, compartir,
reír con alegría…
Ahora eres pequeño,
Solo tienes que aprender
cosas sencillas
pero importantes.
Y entre tanto,
disfruta de existir.
La vida es una bendición.

sábado, 10 de septiembre de 2016

El caballo de madera


El caballo de madera
acabó abandonado en la calle.
Pensamos que se había perdido
o que estaba ahí por equivocación,
arrinconado junto al muro,
solo entre los transeúntes,
viejo y melancólico.
Así acababan sus arriesgadas hazañas
de amor incondicional a los niños,
rechazado sin culpa
considerado inutilizable
o pasado de moda.

Ahora, el caballo de madera
descansa en el cuarto del bebé,
listo para ser usado de nuevo.
Su erguido cuerpo
espera el estremecimiento
de las caderas del niño
gritando y galopando
de un lado para el otro
por los caminos de la felicidad.

Yo imagino
que el caballo de madera
fue el regalo que envió
desde el otro mundo
el abuelo del bebé.
A mi padre le gustaban los niños
y yo no creo en la casualidad.

viernes, 9 de septiembre de 2016

Los pájaros en el árbol


Los pájaros en el árbol
siempre están en el mismo lugar
y en la misma posición
pero el bebé no deja de mirarlos
maravillado.
Las ramas del árbol sin tronco
cuelgan en el aire.
Los pájaros callan
en la muda paz del espejo.
Pero el bebé es un mago
y les da permiso
para vivir y florecer.
Los pájaros cantan la canción
del don de la vida
y completamente libres
vuelan en el aire
que mece la copa del árbol.

El bebé sonríe fascinado.
La vida parece un juego
y el bebé está ansioso por vivir.

jueves, 8 de septiembre de 2016

La vida del poema


El poema necesita que alguien le escuche.
Si alguna persona se detiene frente a él,
comienza a hablarle
como si se conocieran de toda la vida.
Hay gente que se muestra comprensiva
y escucha en silencio, sin moverse
y los hay que no entienden nada
y se van alejando disimuladamente
o se marchan sin más
porque quieren que el poema
les deje en paz.
Al poema no le importa.
Solo quiere encontrar a alguien
con quien compartir sus angustias
o sus arrebatos de alegría,
alguien que quiera escuchar
sin darle la espalda.

Así se pasan la vida los poemas,
esperando que alguien se acerque
para empezar de nuevo.

miércoles, 7 de septiembre de 2016

Un humor espléndido


Hoy me ha despertado
un humor espléndido.
Me ha pillado
totalmente desprevenido
bostezando y estirándome
con los ojos abiertos
aún entre sueños
cuando ha comenzado
a hacerme cosquillas por todo el cuerpo
hasta que no he podido aguantar
y me he visto obligado
a desternillarme de risa.

Me he reído como nunca
y ahora me siento contento
con una sonrisa de felicidad
y unas desaforadas ganas
de hacer locuras.
Así que si estás a mi lado
ten cuidado hasta que se me pasen.

martes, 6 de septiembre de 2016

El insólito ahora


El insólito ahora
desaparece sin resistencia.
Cada instante
que se levanta ante nosotros
va a correr la misma suerte,
dejar de existir.
No solo nosotros,
que ahora estamos vivos,
también los hijos de nuestros hijos
algún día desaparecerán.

Y sin embargo yo,
aquí y ahora,
quiero dejar escrito mi recuerdo
pensando más allá del presente
al margen del tiempo
y de la invencible realidad.

lunes, 5 de septiembre de 2016

Carta


Quiero escribirte una carta
que hable de nosotros,
de lo que estamos viviendo juntos,
del amor
que va creciendo entre tú y yo.
Ahora soy yo
el que te acaricia, te abraza,
te protege.
Pero un día,
cuando me de la vuelta,
serás un hombre grande
con tus propios sueños
y todo se habrá transformado.
No creas que será culpa tuya
ni mía.
Así es la vida.

Pero ahora es nuestro tiempo,
tiempo de pasar el día juntos
de no separarnos el uno del otro
tiempo de enseñarte
el asombroso mundo
en torno a nosotros.
Yo estoy aquí a tu lado
viendo pasar
los caballos de la felicidad.
¿Has visto cómo trotan
sin descanso?
No importa lo más mínimo
qué dirección van a tomar.
Yo estoy junto a ti,
escribiéndote esta carta.

En realidad, eso es todo
lo que quería dejarte dicho,
que estamos cogidos de la mano,
felices,
y quería que esto
quedara escrito para siempre.

domingo, 4 de septiembre de 2016

Hacen lo que pueden


Yo no soy obviamente un ratoncito
ni un pajarito, ni una ranita
ni un cachorrito de tigre.
Solo soy pequeño.
De la mañana a la noche
se ponen delante de mí
y adoptan expresiones disparatadas
siempre sonriendo.
Dicen cosas sin sentido
durante bastante tiempo.
He llegado a aguantar hasta una hora
tratando de entender lo que decían.
A veces me levantan en brazos
y me zarandean una y otra vez
como si no hubiera otra cosa que pudieran hacer.

Pero no me quejo.
No importa.
Ellos hacen lo que pueden.
Qué queréis que os diga.

sábado, 3 de septiembre de 2016

Hacerse mayor


El bebé está cansado de ser bebé
quiere mantenerse erguido
andar de aquí para allá
quiere alcanzar las cosas con las manos
o subido en un taburete.
El bebé quiere empezar a hablar
tener un idioma
para intercambiar frases,
ideas, abstracciones.
El bebé quiere relacionarse
con otros niños
jugar en la hierba
o en la arena de los parques.
El bebé tiene ansias
de una vida propia.
Quiere hacerse mayor.

Yo le digo
que hay que ir poquito a poco,
sin precipitarse.
El bebé me mira
como si yo no estuviera
en mi sano juicio.

viernes, 2 de septiembre de 2016

Recuerdo la membrana amniótica


Recuerdo la membrana amniótica
como un saco de tela sin costuras
o como una campana blanda y transparente.
No me sentía encerrado,
me sentía más bien invulnerable
allí dentro.
Sentía que formaba parte
de algo más grande
y más importante que yo,
la gran madre,
dentro de la cual flotaba.
No sabía cómo había llegado
dentro de su cuerpo
pero sentía que su carne iba retrocediendo
para que yo ocupara cuidadosamente
el espacio de en medio de su pelvis.

Se oían ruidos extraños e inquietantes
que venían de fuera.
¡Qué demonios sería todo eso!
Y siempre, sin detenerse,
un sonido palpitante tranquilizador.
Si busco en la memoria
recuerdo olores y sabores
que se intensificaban.
También recuerdo sentir
la yema de los dedos en la boca,
su roce con la lengua y los labios.
Momentáneamente una luz
rasgaba la oscuridad
y veía formas que se disipaban
y colores normalmente ocultos.

Todo esto un día tras otro
mientras iba cogiendo fuerzas,
creciendo,
esperando la hora de salir al mundo
como un chico que espera
salir al patio de la escuela.

jueves, 1 de septiembre de 2016

Sufro mucho de escrúpulos


Sufro mucho de escrúpulos.
Se me agarran a los nervios
a los tendones
me cruzan por el vientre
se me meten en los huesos
en la sangre y ascienden
hasta el corazón.
Si consigo sacudírmelos
un breve tiempo
vuelven a venir de nuevo
y se me clavan en la espalda
en el pecho
o en partes más delicadas.

He probado todos los tranquilizantes
pero es inútil,
se agarran a mi sistema nervioso
y es una tortura.
Imposible liberarse de ellos.

Lo único práctico,
lo único que me calma
llenándome de bienestar
es atender sus exigencias
y confiar en su utilidad
a la larga
como buenos consejeros.

miércoles, 31 de agosto de 2016

Mundo interior


Mi mundo interior
está frente a mí,
a un solo paso.
Me demoro en el umbral
sintiendo las ganas de entrar
y descubrir lo que se esconde
en sus ocultos prados.
Avanzo lentamente
más y más adentro.
Me salen al paso
muchos recuerdos del pasado.
De vez en cuando
cruje bajo mis pies
alguna angustia de la infancia.
Encuentro abundantes ilusiones
y sueños de juventud.
Sigo adelante.
Aparece la madurez
envuelta en represiones
y normas de conducta.
Se me hace difícil respirar.

Finalmente, bien adentro
encuentro el vacío.
Me siento un poco tenso
pero el vacío se alegra de verme.
Es como un inmenso
agujero de mí mismo.
Tomo impulso y salto.
Mis pensamientos huyen.
Me oigo respirar.
Dejo atrás las exigencias,
las expectativas, los miedos.
Siento la necesidad de transformación,
de comenzar de nuevo
y renazco
a una nueva realidad
más tranquila
y menos complicada.

martes, 30 de agosto de 2016

El bebé crece


El bebé crece.
Cada vez está más relleno.
Está adquiriendo el aspecto
de un amorcillo,
esos que están en las esquinas de los cuadros.
Su madre intenta saciar su apetito
pero nunca lo logra.
Sólo quiere comer,
alimentarse de día y de noche.
Con el llanto siempre a punto
se lanza con ansia
al pecho dolorido
mamando casi sin respirar.
Y va creciendo.

Si sigue así
quién sabe qué va a ocurrir,
en qué se podría conventir.

lunes, 29 de agosto de 2016

La originalidad


Mientras llega la originalidad
dedico el tiempo a la imitación.
Es cuestión de tomar como modelo
unos versos corrientes
y darles un sentido nuevo
una nueva intención.

La originalidad llega hoy con retraso
pero no me quejo
no es culpa suya,
suele estar muy ocupada
y no permite que le impongan apresuramientos.
Por lo general, se manifiesta
tarde o temprano.
Yo no suelo preocuparme
escribo sin inquietud,
a veces sin ningún asunto especial.
Se trata de tener los ojos bien abiertos.
Al final la originalidad aparece
y yo siempre término
agradeciéndole sus servicios.

domingo, 28 de agosto de 2016

Un sin sentido


Un sin sentido
quiere volar
como vuelan todos los sin sentidos.
Un sin sentido
sabe elevarse
y abandonar la tierra
ascender hasta las nubes del desvarío
y viajar en la burbuja de lo extraordinario
hacia el horizonte de los sueños.
Un sin sentido
quiere probarlo todo
amparado por la confusión y el trastocamiento.
Escondido tras la paradoja
saca de quicio a los incrédulos.
Nunca se deja capturar por la realidad
siempre encuentra la brecha del asombro
y huye raudo
serpenteando por la llanura inesperada
de la desconexión.

Si encuentras casualmente
un delicioso sin sentido chispeante
olvídate del saber estar
deja que te arrastre
su escandalosa risa tonta
y disfruta puerilmente
porque algo divertido
está a punto de ocurrir.

sábado, 27 de agosto de 2016

Los favores del sol


El ojo del sol
mira al mundo entero.
Todos gozamos de sus favores.
Todos somos acariciados
por la mano del sol.
Todos por igual.
Nadie jamás,
haga lo que haga,
se ve desamparado
de sus favores.
Esa es la alianza
que tiene con el mundo.
Entrega su luz
como si el mundo
acabase de ser creado.
Con extraña alegría
nos hace a todos iguales
en luminosa confraternidad.

viernes, 26 de agosto de 2016

El sueño de un hogar feliz


El sueño de un hogar feliz
se dirige a mí
y me pone un bebé en brazos
con sus ojos grandes y luminosos
que se abren hacia el mundo.
Trae también una mujer,
una compañera de secreta sabiduría
que hace grande lo pequeño,
con una vida propia
sin falsas dependencias.

El sueño de un hogar feliz
no me trae un milagro
sino una pregunta:
¿es esto lo que quiero,
abandonar lo superfluo
renunciar a satisfacer mis caprichos
aceptar mi responsabilidad?

El sueño de un hogar feliz
ya ha estado antes aquí,
corro el peligro de la repetición.
Comprendo que soy un ser humano
en busca de aventuras
pero ya ha llegado el momento
de no querer siempre otra cosa.
Y firmemente agarro la mano
del sueño de un hogar feliz.

jueves, 25 de agosto de 2016

La infancia


La infancia me llama.
Quiere que baile y que salte.
Está anhelante de actividad
y me coge de las manos
para que le acompañe.
Es una infancia luminosa, feliz.

Yo he crecido a mi manera.
Tengo mi historia, mis heridas.
Pero ahora ha venido la infancia
para liberarme
para que confíe en mí mismo
y es excitante gozar
de estar vivo
sin sentirse empujado
por la vieja corriente
la vieja personalidad prestada.

La infancia derrama su euforia
sus risas retumban estruendosas
y tira de mí para ir a jugar.

miércoles, 24 de agosto de 2016

Pequeña mano


Pequeña mano,
darás y tomarás
intercambiarás dones hermosos
te abrirás de par en par
como una flor,
también perderás muchas cosas
y te quedarás vacía.
Experimentarás sensaciones
podrás acariciar
lenta y suavemente
y también te dirán
¡no me toques!
Conocerás otras manos
tendidas a ti
y dirás adiós en las despedidas.
Aprenderás un oficio para ganarte la vida
o quizá hagas arte
o escribas libros.
Tal vez tengas que defender tu vida
y lucharás a muerte
con voluntad férrea.

Pequeña mano,
aún tienes tanto que aprender…
Ahora ven aquí conmigo
y deja que te coja.

martes, 23 de agosto de 2016

Lo que no puede contarse


Lo que no puede contarse
ha encontrado una salida
inesperada.
Justo cuando menos lo esperaba
sale inoportunamente
del pozo de mi inconsciente
del fondo del cajón
de mi conciencia.

Lo que no puede contarse
cansado de su silencio
se defiende de mis interpretaciones
y me exige ahora
un reconocimiento
un cambio de actitud:
es bueno no fingir tanto
no importa nada la imagen
la vergüenza es parte del proceso
no más justificaciones.

Lo que no puede contarse
me toca con su mano
hasta la médula
y siento que me da el coraje
para hacer las cosas mejor.

jueves, 11 de agosto de 2016

Todo está bien


El bebé está en mis brazos.
Una corriente invisible de paz
sale desde todos los poros de su piel
se eleva vaporosa
y envuelve lentamente
todo lo que le rodea.

Yo comprendo
acariciándole
que no falta nada
que no cambiaría nada
que todo está bien.

miércoles, 10 de agosto de 2016

Compensa


Compensa
los desvelos, las preocupaciones
no dormir demasiado
el cambio de vida.

Compensa con creces.
Sientes el amor en tu interior
y te olvidas de todo lo demás.

martes, 9 de agosto de 2016

Mi pequeño bebé


Mi pequeño bebé,
siempre estoy hablando de ti.
Pero es que tú estás aquí
todo el tiempo
en el centro de todo.
Todos los días encima de mí,
con tu cuerpecillo
constantemente a la vista.

Compréndelo,
las ideas me vienen a la cabeza
y, por supuesto, escribo.
Es superior a mí,
una cosa de locos.
Sé paciente,
te ha tocado ser
el hijo de un poeta.
Y no hay manera de huir.

lunes, 8 de agosto de 2016

Ternura


Desde el nacimiento del bebé
la casa está llena de ternura.
Hay ternura por todas partes
en todos los rinconcitos.
Hay tanta ternura
que se sale por las ventanas.

Estoy pensando
en partir con un cuchillo
fragmentos de ternura
y meterlos en cajas
para enviarlas a otras casas
a otras ciudades, a otros países
a otras partes del mundo,
allí donde quiera que se necesite ternura.

Desde el nacimiento del bebé
tenemos una verdadera
avalancha de ternura.
Ya no nos queda sitio para otra cosa.

domingo, 7 de agosto de 2016

El que duerme en su cuna


El que duerme en su cuna
te tienta para que te acerques
y le mires.
Está hecho para conseguir tu atención,
para cautivarte.
Ese es su secreto.
Su sola imagen te ata.
Lo ves ante ti
y es suficiente para que sonrías.
Está bien pensado sin duda.
No es de extrañar
que capte tu mirada
que te absorba.
No hay nada que llame
más poderosamente la atención
que un bebé
dormido en su cuna.

sábado, 6 de agosto de 2016

Yo soy un tres


Yo soy un tres.
Ella es un seis.
Nos amamos a pesar del carácter.
Cada uno con sus carencias,
con sus imperfecciones.
A ella le encantaría
deshacerse de sus miedos.
A mí, olvidarme de los demás
(excepto de ella).
Existe alguna posibilidad de cambio
pero aunque cambies
continúas siento tú mismo.

Así está bien.
Yo soy un tres.
Ella es un seis.
Y no nos hacemos reproches.

viernes, 5 de agosto de 2016

Necesito escribir un poema


Necesito escribir un poema.
En este momento
siento la necesidad de escribir.
La realidad está impaciente
de que le encuentre un sentido.
Se abre ante mí
se esclarece un instante
y antes de que se disipe
escribo algo.
Las palabras llegan,
vienen chapoteando
revoloteando todas juntas.
Hasta que encajan.

Cada vez el mismo asombro.
Las veo en el papel
y me quedo con la boca abierta.

jueves, 4 de agosto de 2016

El bebé duerme en mis brazos


El bebé duerme en mis brazos.
Está cansado y duerme.
El tiempo pasa
y sé que se hará grande enseguida.
Qué le vamos a hacer.
Todo lo que pido
es tenerlo así conmigo,
cerca de mi corazón
un poco más de tiempo.

miércoles, 3 de agosto de 2016

Árbol familiar


Hijo mío, estos son tus abuelos
y tus bisabuelos y tus tatarabuelos
y todos tus antepasados
generación tras generación
llenando las ramas
de nuestro gran árbol familiar.
Imagínate, si uno solo de ellos
no hubiese existido
ni tú ni yo estaríamos aquí.
Cada uno de ellos creó
y fue trasmitiendo la vida
y al final de esta larga cadena
estás tú.

Sí, hijo mío, así fluye la vida
que te ha sido entregada.
Goza de sus favores,
ponte a su servicio
y agradécela con una reverencia.

martes, 2 de agosto de 2016

Punto de inflexión


Es verdad que la vida
va por libre
que puede levantarnos de repente
como por una ola
que te lleva
vertiginosa
hasta una costa
que no conoces.
Y no se puede decir
que seas un náufrago.
Actuamos libremente
bajo nuestra propia responsabilidad.
Pero ya nada es como antes
todo se transforma
hay un punto de inflexión
que te permite ser diferente
empezar de nuevo.

Y no necesitas saber
hacia dónde te encaminas
qué tendrás que vivir
o cómo vas a crecer.