martes, 28 de abril de 2015

Inversión


He ido al banco
a depositar toda mi esperanza.
No es que tuviera una gran cantidad
pero de todas formas, el contable
me ha tratado con mucha cordialidad.
Me ha explicado
que podía ganar entre un uno y un cinco por ciento,
dependiendo del tipo de inversión.
Yo he preferido una inversión segura
para poder recuperar mi esperanza
cuando la necesite.
Sé que, por excesiva confianza en los bancos,
hay mucha gente
que ya no tiene ninguna esperanza
para el futuro
y eso que dicen
que la esperanza
es lo último que se pierde.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada