martes, 7 de julio de 2015

Mi fiera salvaje


Mi fiera salvaje
tiene los dientes gastados y rotos,
sus garras no están afiladas
y sus zarpazos son más apropiados para el juego
que para acabar con sus víctimas.

Mi fiera salvaje no es peligrosa.
A veces ruge
y se lanza al cuello de alguna persona
para ver si chilla y huye,
pero nunca hace daño a nadie.

Mi fiera salvaje
levanta su majestuosa cabeza
con el orgullo del cazador
y mansamente
se deja acariciar satisfecha.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada