sábado, 8 de octubre de 2016

Presencia


Presencia,
protégeme de la dispersión,
déjame descansar en ti,
desciende tu mano sobre mi cabeza.
Me gustaría vivir sosegadamente
arrancarme el afán
de asombro y emoción,
las ganas de fisgar en todas las posibilidades,
dejar de estar ocupado
todo el tiempo,
dejar de distraerme
con todo lo que ha pasado
y va a pasar.

Presencia,
quédate conmigo,
calma mi inquietud.
Concédeme el don
de vivir la vida
sin esperar nada,
de descansar de todo,
de ser completamente libre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada