jueves, 10 de noviembre de 2016

Paseo por el bosque de castaños


Hemos salido a pasear
por el bosque de castaños.
Es otoño y hace un poco de frío.
Aprieto el cuerpo tierno del bebé
envuelto en su abrigo
contra mi pecho.
El bebé arquea la espalda
y mira hacia arriba.
Está deslumbrado por los árboles
que ascienden verticales.
Desde arriba,
con suave deslizamiento,
caen algunas hojas
como si fuesen palabras,
como si los árboles
nos quisiesen decir algo.
Las hojas se amontonan en la tierra.
Nosotros las pisamos
y suenan cantarinas.
Mientras paseamos por el sendero
del bosque de castaños
el bebé se duerme.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada