viernes, 30 de agosto de 2013

Efímero


Capta el instante que no ha de volver nunca.
Respira. Hay fuerzas que te rodean por todas partes.
Se fiel al verdadero amor.
Siempre aparece abriéndose paso a codazos.
El amor es repentino y se desvanece con facilidad.
Si no le pones buena cara a la pasión, se fuga.
Pon entusiasmo y piensa que puedes hacerlo.
No es sencillo.
Pero el tiempo devora las horas implacablemente
y el instante no se repite.
El verano se aleja volando. No va a detenerse.
Aprovéchalo. Vive con alegría el presente.

Así habló una voz que salía de dentro de mí,
la voz del poeta que habita en mi interior.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada