sábado, 31 de agosto de 2013

El camino del amor


La vida no tiene un único camino.
Hay muchos.
Y en todos ellos hay luz y oscuridad.
Al avanzar, a veces nos sentimos extraviados.
Según lo que le pidamos a la vida
y lo que estemos dispuestos a renunciar
podemos confiar en que el camino adecuado aparezca.
Quizá elegimos el camino del adiós
y en el mismo lugar de la despedida
aparece un nuevo camino del amor.
A la cita del adiós, acude la bienvenida.
La vida nos ofrece un cambio,
porque la vida es rica.
Las creencias limitadoras nos impiden pensar
que puedan ocurrir cosas semejantes.
Y tenemos que aprender de nuevo
lo que es realmente el amor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada