viernes, 22 de julio de 2016

Idea


Tengo una idea
que no sabe cómo salir.
Quizá en este momento
parezca una idea imposible
pero hay que darle margen
y confiar en ella
para que salga adelante.
Sin embargo, con frecuencia
las nuevas ideas
son interpretadas equivocadamente.
Mira, por ejemplo, la energía nuclear.

A ella le gustaría
ser una idea brillante y feliz
pero teme que alguien
pueda darle la vuelta.
Por tanto, no la voy a desvelar
por ahora.
Pobre.
Mi querida e irrealizable idea,
encerrada en mi cabeza.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada