jueves, 28 de julio de 2016

Ruge el tigre


Ruge el tigre.
Es hora de comer.
Ruge con toda su energía,
lleno de desesperación.
Hace un momento
dormía plácidamente
en pañales.
Pero ahora el tigre
ha salido de su guarida
enfurecido
y su rugido
estremece hasta a las sombras.
No intentes besuquearle
o no podrás soportar sus rugidos.
Solo su madre
le proporciona la sensación de triunfo
cuando al fin
atrapa su pecho
con un enorme bocado.

Saciada el hambre
el tigre desaparece
y solo queda una mujer
junto a un bebé que duerme.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada