viernes, 29 de julio de 2016

Sé tú mismo


Sé tú mismo.
Vale.
¿Pero cómo lo hago,
callado o gritando?
Mi imagen en el espejo
hace un gesto comprensivo
como queriendo decir
da exactamente igual.
Sé tú mismo.
Y permanecemos un rato de pie
inmóviles uno frente al otro
un tanto distantes.

Brota una sonrisa en su rostro
y como era de esperar
le devuelvo la sonrisa,
tengo esa costumbre.
Simplemente
haz lo que te dé la gana.
Aprovecha.
Deja de tratar de agradar
permítete ser quien eres.
Sé tú mismo.

Vale.
Tienes razón.
Pero ya puedes olvidarte de mí.
Levanto la mano
y mi imagen también la levanta.
Nos decimos adiós
y cada uno se va
por caminos completamente diferentes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada