sábado, 13 de junio de 2015

Qué gilipollas era hace cinco años


Qué gilipollas era hace cinco años.
Pero la verdad es que ahora mismo
me da igual.
Es el proceso natural de la vida,
librarse de los antiguos anhelos,
superar las catástrofes de la inmadurez,
transformarse,
seguir el camino
y ver cuántas gilipolleces
me quedan por hacer.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada