jueves, 25 de agosto de 2016

La infancia


La infancia me llama.
Quiere que baile y que salte.
Está anhelante de actividad
y me coge de las manos
para que le acompañe.
Es una infancia luminosa, feliz.

Yo he crecido a mi manera.
Tengo mi historia, mis heridas.
Pero ahora ha venido la infancia
para liberarme
para que confíe en mí mismo
y es excitante gozar
de estar vivo
sin sentirse empujado
por la vieja corriente
la vieja personalidad prestada.

La infancia derrama su euforia
sus risas retumban estruendosas
y tira de mí para ir a jugar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada