lunes, 8 de agosto de 2016

Ternura


Desde el nacimiento del bebé
la casa está llena de ternura.
Hay ternura por todas partes
en todos los rinconcitos.
Hay tanta ternura
que se sale por las ventanas.

Estoy pensando
en partir con un cuchillo
fragmentos de ternura
y meterlos en cajas
para enviarlas a otras casas
a otras ciudades, a otros países
a otras partes del mundo,
allí donde quiera que se necesite ternura.

Desde el nacimiento del bebé
tenemos una verdadera
avalancha de ternura.
Ya no nos queda sitio para otra cosa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada