domingo, 22 de septiembre de 2013

Es obvio


Lejos de ti, amor mío, me siento desterrado.
Esta es mi realidad
y mientras no esté contigo
permaneceré desterrado de ti.

Mi corazón ha partido ya.
Es obvio cuál es el camino.
Está iluminado por la pasión
y no necesito ninguno de mis cinco sentidos.
De la mano del amor viajo por caminos secretos
que no conoce la razón.

Aguárdame, amor mío,
hay una vida en común para nosotros
y un mundo donde no existe la separación.
Aguárdame como desees
mientras camino hacia una vida feliz junto a ti
y dejemos que el amor haga el resto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada