jueves, 28 de mayo de 2015

Antisistemas


Somos rebeldes ecológicos.
Somos delincuentes agrícolas,
sin conciencia
de la propiedad privada.
Hemos convertido un trozo de terreno
en medio de la ciudad
en nuestro huerto comunal.
Plantamos hortalizas
sin afán de beneficio
para recreo de todas las edades.
Trascendemos las fronteras sociales.
Sembramos con orgullo
tomates, pimientos y berenjenas
sin remordimientos de conciencia.
No nos avergonzamos de cultivar
anárquicamente
y hacemos causa común
con los manzanos, los perales y los almendros.
Somos críticos con el mercado,
no nos gustan los precios
y nos llevamos las verduras sin pagar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada