sábado, 23 de mayo de 2015

Dolor de olvido


Me he levantado esta mañana
con dolor de olvido.
He ido al herbolario
porque ahora me he vuelto naturista,
como tú,
y me han ofrecido un frasquito
de flor de la distancia.
Una simple gota diaria
puede cerrar mi herida,
devolverme el sueño
y calmar mi dolor
de olvido.

No creo en los milagros
pero tengo la esperanza
de que este tratamiento
no sea una estupidez.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada