domingo, 31 de mayo de 2015

Eclipse


El sol desaparece contenido
al otro lado de la luna
que lo enfría.
Parece apagado.
Sólo un suave resplandor
desborda el círculo de la luna,
un suave resplandor
que ilumina delicadamente
la oscuridad.
La noche, dominando al día,
la luna, ocupada en sujetar
el resplandor del sol,
obligando a su luz a rendirse,
a doblegarse.

¿Qué van a hacer los seres humanos
hasta que el sol vuelva a brillar?
Quizá observen el eclipse
y se olviden de todo lo demás.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada