domingo, 11 de septiembre de 2016

Cosas sencillas


Es hora de aprender
cosas sencillas
como abrir bien los ojos
y estar atento a todo lo que ocurre,
tocar lo que esté al alcance de la mano
y no darte por vencido
si está fuera del alcance,
reconocer tu cuerpo
incluido tu sexo,
tienes derecho a tocarlo
si te gusta,
emitir sonidos
antes de empezar a hablar,
probar a sostenerte en pie.
Pero todavía no.
Todavía pasará un tiempo
antes de que te atrevas
a dar un paso confiado.

Por ahora, levanta la cabeza,
aplícate a chupar,
practica la sonrisa
y siente el corazón
rebosante de amor.
Ya irás madurando
y verás todo lo que puedes hacer:
jugar, correr, nadar,
besar, compartir,
reír con alegría…
Ahora eres pequeño,
Solo tienes que aprender
cosas sencillas
pero importantes.
Y entre tanto,
disfruta de existir.
La vida es una bendición.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada