domingo, 18 de septiembre de 2016

El bebé ama


El bebé ama
las hojas de los árboles,
el movimiento que produce en ellas el viento,
sus temblores y sus sombras.
El bebé contempla atentamente
las hojas de los árboles
sin cansarse
ni intentar alcanzarlas con la mano.
Únicamente le llaman la atención
sus formas y también sus colores
y la belleza que surge
cuando el viento las ondea.
El árbol contra el cielo azul
es imponente para el pequeño bebé.
Tumbado de espaldas
junto a su tronco
sonríe plácidamente
como cuando se siente satisfecho
y bastante feliz.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada