viernes, 25 de septiembre de 2015

El don de la poesía


Si anhelas el don de la poesía
escribe a diario,
a cualquier hora,
en donde sea.
Mira a ver lo que sucede
mientras se va cubriendo la página
de palabras
como por arte de magia.
Aunque no sepas qué decir,
escribe a diario,
con disciplina.
Sigue la pista
a la inspiración,
a la idea que te trae el azar.
No pienses, escribe.
El don de la poesía
es un premio
por tu esfuerzo.
Disfrútalo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada