lunes, 28 de septiembre de 2015

Gracias


Gracias por traerme aquí,
por entregarme la vida,
por dejarme vuestra imagen en herencia.
En mi infancia me sentí indefenso
por vuestro desamor.
Pero ya terminó vuestra guerra.
Fue doloroso
pero hicisteis lo que pudisteis.
Pasó lo que pasó.
Eso es todo.
Respeto vuestro destino.
A todos nos espera el nuestro.

Me disteis la vida.
Voy a disfrutarla
y os agradezco el don
con una profunda reverencia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada