sábado, 19 de septiembre de 2015

La parte de mí que me da miedo


Hay una parte de mí que me da miedo
y que me cuesta aceptar:
la extraña sensación
de ser capaz de matar, de destruir.
La detesto, la aborrezco,
pero sé que me habita
porque habita en todos los seres humanos
de ayer y de hoy,
en los gladiadores
y en los que en este mismo instante
luchan en la guerra
y embisten a la orden de combate
en mansa ferocidad.

Tengo miedo de mi propia mano
capaz de convertirse
en un arma homicida.
Su fuerza, su poder
para herir y dar la muerte
me da terror.
Me siento incapaz
y sin embargo está ahí,
domesticada, obediente de momento
y lista para ayudarme a sobrevivir
si hiciera falta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada