martes, 1 de septiembre de 2015

La vida no devuelve el cambio


Si te equivocas,
si no aciertas con el precio de las cosas
te sientes estafado.
Piensas que has pagado mucho
por lo que querías
y no te salen las cuentas.
Pero ya es tarde,
la vida no devuelve el cambio.

Pese a todo,
no conduce a nada
perder la paciencia
y llegar a los extremos.
Se corre el peligro
de tener que pagar también por ello.
Es mucho más prudente
y más sabio
pensar que otras veces la vida
también hace regalos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada