viernes, 18 de septiembre de 2015

El presente ya está ausente


El presente ya está ausente.
Es un espejismo,
un instante
entre el porvenir y el pasado
que se muere, se va
nadie sabe a dónde,
devorado por el tiempo,
se acaba, se deshace,
desaparece.
El presente,
en un acto de rebeldía,
nos ofrece un inmenso placer
la mayor delicia,
para probar a ver si dura,
si permanece.
Pero es en vano.
Se aleja,
se va más que nunca,
y nos frustra,
dejándonos a solas
con el futuro imperfecto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada