lunes, 7 de septiembre de 2015

Instrucciones para convertir su vida en un infierno


Trate de llevar siempre la razón.
Defiéndala contra viento y marea.
Ridiculice, búrlese,
haga escarnio de los argumentos contrarios.
No escuche.
Si hace falta, alce la voz.
Basta con un estallido de cólera
para salirse con la suya.
Diga siempre la última palabra.
Qué solo exista una verdad: la suya.

Por supuesto, le odiarán
y le guardarán rencor y resentimiento.
Pero recuerde que lo importante
es llevar siempre la razón.

2 comentarios:

  1. ORIGINAL, JUAN. CUANTA CREACION, GANAS Y BUSQUEDA... ABRAZO.

    ResponderEliminar
  2. Ganas de crear no me faltan. Un abrazo y una sonrisa, Gustavo.

    ResponderEliminar