viernes, 4 de septiembre de 2015

Inmigrantes


Avanzan más activos que nunca
huyendo de cualquier desastre.
Se afanan por llegar con lo puesto.
Atraviesan desiertos,
cruzan el mar.
Se arrojan
contra muros y alambradas.
Hacen lo imposible
para poder entrar.
Miles de personas,
Innumerables.
Parece una revolución.
Pero no.
Solo vienen a compartir
su miseria, su dolor,
su indefensión.
Quién nos lo iba a decir.
Cosas de humildes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada