lunes, 24 de agosto de 2015

Las turbias aguas de la irrealidad


Los servicios de emergencias sanitarias
alertan de que este verano
se han realizado
numerosas atenciones a personas
con síntomas de ahogamiento
en las turbias aguas de la irrealidad.
Los afectados presentan también síntomas
de melancolía incurable,
indecible pesadumbre
y antiguas heridas por desencanto.

A falta de una realidad menos dolorosa,
se recomienda ser cauteloso
con las verdades propias y ajenas,
estar bien comidos, bien descansados
y beber al día por lo menos
dos litros de esperanza.

Por último,
para evitar el lento y doloroso
proceso de convertirse en extraños
y caer en la indiferencia
se aconseja mucha conversación,
incluso con los desconocidos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada