miércoles, 19 de agosto de 2015

Lo que deseamos ser y lo que somos


Lo que deseamos ser y lo que somos
ni por un instante quieren estar juntos.
Lo que deseamos ser suele decirle
a lo que somos: “soy mejor que tú”
y lo que somos se desespera
ante el despliegue de sarcasmos
de lo que deseamos ser,
que no quiere dejarle en paz.
Lo que somos siempre tiene temor al fracaso
y a que, lo que deseamos ser le reproche
lo que no sabe hacer.

Lo que deseamos ser y lo que somos
no terminan de encajar:
no les gusta vivir juntos,
ni tienen los mismos gustos,
ni las mismas costumbres.
Lo que deseamos ser mira de reojo
a lo que somos, con desprecio.
Si pudiera, lo fulminaría con la mirada.
Como no puede vengarse
de la frustración que le produce,
llora como un niño
haciendo un melodrama.
Lo que somos lo maneja como puede,
no quiere convertirse en lo que no es
y sin conciencia de serlo.

Lo que deseamos ser y lo que somos
se conocen bien.
Cada uno sabe los móviles
y los subterfugios del otro
y aunque parece que se odian
un día descubrimos que entre ellos
hay una vieja amistad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada