martes, 25 de agosto de 2015

Variante del amor


Cuando los amores son imposibles
existe una variante del amor,
mejor que la desesperanza.
Es una forma de reconstruirse,
ahora que estamos a la intemperie,
tras el desplome por el seísmo.
No es fácil asumir los muertos
y lleva un gran esfuerzo
no transformar el amor en odio
o en rencores, por no aceptar
que lo que construimos
ya no se sostenía en pie.
Esa variante del amor,
que no volverá a alzarse nunca,
es la amistad.

No se trata de fingir aprecio.
En alguna parte está guardado
todo el amor que hubo,
aquello que nos hizo únicos.
El amor, como la materia,
no se destruye,
solo se transforma.
Es hora de apoyarse
para volver a ponerse en pie.
Y así, qué le vamos a hacer,
con el sencillo milagro de la amistad,
dar las gracias
y seguir la vida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada