lunes, 24 de agosto de 2015

Nuestra incauta dicha


Por las noches
sueño que lo imposible
se ha hecho posible,
que el agua torna a su manantial,
que el tiempo da marcha atrás
y se repite
como en una obra de teatro
en donde ocurre siempre
la misma escena de amor
y disfrutamos
de nuestra incauta dicha.

Después despierto
y empieza la pesadilla.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada